3 Ideas CLAVE en la Creación de la Pedagogía Nacional: FRANZ TAMAYO

Franz Tamayo es una de las personalidades más influyentes de Bolivia en el siglo XX. Fue poeta, ensayista, traductor. Tenía que ser presidente de Bolivia antes de que un golpe lo impidiera. Participó en la Primera Demanda Marítima boliviana ante la Liga de Naciones.

Uno de sus libros más relevantes es Creación de la Pedagogía Nacional de 1910, en donde exponía ideas acerca del carácter del sujeto boliviano.

¿Cómo debería ser la educación? ¿Qué valores enseñar y cómo hacerlo?

Para responder estas preguntas, en MarkaTambo hemos seleccionado 3 ideas presentes en el libro:

Franz Tamayo
Portada de la Creación de la Pedagogía Nacional de Franz Tamayo.

1. La importancia de la Psicología del sujeto boliviano

«Ahora bien, en las pocas e insípidas páginas de que consta nuestra literatura pedagógica, ¿hay una sola línea sobre psicología boliviana? ¿Hay una sola observación, una sola experiencia en este delicadísimo terreno? ¿Ha sorprendido el pedagogo algo de la finísima trama de que está tejida nuestra alma nacional? ¿Sabe ya cuáles son las diferenciales de nuestra raza respecto de otras, histórica o socialmente hablando? ¿O se ha contentado llanamente con Creación de la Pedagogía Nacional hablarnos de una sistema bueno en cualquier país europeo, que es como hablarnos de la luna?»

Franz Tamayo
Franz Tamayo en la delegación de la Primera Demanda Marítima de Bolivia.

2. La necesidad de asesoramiento especializado internacional

«Necesitamos, pues, crear la pedagogía nacional, es decir una pedagogía nuestra, medida a nuestras fuerzas, De acuerdo con nuestras costumbres, conforme nuestras naturales tendencias y gustos y en armonía con nuestras condiciones físicas y morales. Pues no se crea que hay métodos absolutos. En Cambridge se trabaja de una manera, en la Politécnica de otra; y, por ejemplo, el libérrimo inglesito reventaría con los métodos franceses. La cuestión sería, no mandar nuestros pedagogos (que no lo son) a Europa, sino traer sabios capaces de estudiar e investigar las bases de la pedagogía boliviana poniendo de su parte y a nuestro servicio, en estos estudios, todo el contingente científico europeo del que necesariamente carecemos nosotros y seguiremos careciendo indefinidamente.»

Franz Tamayo
Franz Tamayo en su etapa adulta.

3. Ir siempre más allá del prejuicio social

El material de nuestra pedagogía está vivo y palpitante en nuestras manos. Es el niño boliviano, la inteligencia, la voluntad, la moralidad bolivianas. Es la vida misma que modela nuestros dedos, y que, con todos sus misterios y sus sorpresas, se manifiesta a nuestros ojos, los cuales prefieren cerrarse a ella para solo abrirse a un mundo exótico y extraño, que no debería interesarnos sino oblicuamente y a posteriori. En estas materias tenemos, como todo hombre, un campo propio que labrar; pero preferimos ir a labrar el ajeno. Nuestra psicología infantil está por hacerse; preferimos ir a averiguar lo que pasa en el alma del niño alemán o suizo. ¡Quién se cuida del niño aymara o del niño mestizo y puede decirnos media palabra de su naturaleza física o moral, fuera de los lugares comunes de fanatismo, alcoholismo, y demás chirigotas científicas!

Las ideas de Franz Tamayo influyeron en varias áreas del pensamiento político, literario y educativo en Bolivia. Si te interesa el tema, puedes conseguir sus libros en todas las bibliotecas del país. Sigue a MarkaTambo para conocer lo mejor de los artistas y pensadores de Bolivia. Solo tienes que hacer click en la siguiente imagen:

Franz Tamayo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *