10 cuadros que No Conocías del pintor boliviano Arturo Borda

Arturo Borda

Pintor, escritor, activista político, actor y según las nuevas investigaciones: inventor. Arturo Borda está en la cima de los artistas bolivianos. Tal vez hayas visto algunos de sus cuadros más conocidos como Filicidio o El triunfo del arte. Pero hoy en MarkaTambo.com te mostramos 10 pinturas que quizás no conocías:

1. Pegaso en los Andes

¿Visión apocalíptica o una epifanía en las montañas? Apoyado en la mitología griega, Borda pinta un hermoso paisaje, junto al infaltable Illimani, alrededor del caballo alado. Resaltan lo tonos livianos y, por supuesto, aéreos.

Arturo Borda

2. Op Art I

¿Dónde comenzar a mirar? Lo primero que llama la atención es la simetría que parece ser un reflejo exacto. Luego vienen los detalles: la pareja, los cuadros colgados y el sol en el fondo.

Arturo Borda

3. Op Art II

Si algo caracterizó a Arturo Borda fue la constante experimentación. En este boceto rescatado se puede apreciar cómo la búsqueda de colores propios era una constante en su vida.

Arturo Borda

4. Op Art III

A pesar de ser un ejercicio, es una de sus experimentaciones con el color más logradas. Su gama queda establecida, además de ser un estilo poco común en Bolivia a inicios del pasado siglo.

Arturo Borda

5. Cronos y la Muerte

Aquí vemos nada más y nada menos que al Tiempo (Cronos) frente a la Muerte. Cada uno parece estar esperando un suceso. Sosteniendo la guadaña o el reloj de arena, conversan al lado del fuego.

Arturo Borda

6. Lago y nevado

Se dice que Borda hacía caminatas eternas hacia el altiplano. Quizás en una de sus visitas al lago se haya encontrado con esta magnífica vista.

Arturo Borda

7. Águila y serpiente

¿Es lo que vemos acaso la «serpiente emplumada»? Entre las muchas interpretaciones, el cuadro nos muestra una batalla aérea entre dos de los animales más simbólicos desde la antigüedad.

Arturo Borda

8. Caín y Abel

Una de las grandes temáticas del arte de Borda, y habrá que decir, del arte universal, es el eterno conflicto entre el bien y el mal. En este caso retratado en el horrendo crimen de un hermano hacia el otro.

Arturo Borda

9. Beethoven

Solo un genio podía comprender la tormenta que lleva en su interior otro genio. Borda logró plasmar en este cuadro gran parte de la potencia, la concentración y el coraje del autor del Himno a la Alegría.

Arturo Borda

10. Calle con farol

Siempre al tanto de las tendencias mundiales más recientes, en este caso Arturo Borda parece transformarse en Edward Hopper, el pintor de la soledad, para traer las mismas emociones a la ciudad de La Paz, que ya se convertía en una cosmópolis.

Arturo Borda

MarkaTambo.com te ofrece lo mejor del arte de Bolivia. De antes, de hoy y de siempre. Porque la labor de difusión es indispensable en nuestro quehacer cultural, por supuesto. Y nosotros lo hacemos con el mayor de los agrados.

9 hechos Sorprendentes de la VIDA y OBRA del escritor paceño Jaime Sáenz

jaime sáenz

La influencia de Jaime Sáenz en la literatura boliviana es clara. Tiene fanáticos que visitan los lugares descritos en sus novelas. Asimismo, hay quienes están en contra de su poética y de su visión de la existencia. En cualquier caso, se trata de uno de los escritores más universales que ha dado Bolivia:

1. El autor de Felipe Delgado también fue dibujante

jaime sáenz
Autorretrato dibujado por él mismo.

Aunque la mayoría de sus lectores lo conozcan por sus novelas y poemas, Jaime Sáenz practicaba el arte del dibujo en un sola línea. Es decir que colocaba el lápiz sobre el papel y no lo separaba hasta terminar la obra, en un tipo de trance o canalización. Su serie de calaveras son las más conocidas.

2. Viajó en barco a Alemania siendo adolescente

jaime sáenz
El poeta en Alemania durante los años treinta.

En su novela póstuma Los papeles de Narciso Lima Achá, narra su experiencia, basada en hechos autobiográficos, del viaje en barco que lo llevó a Alemania. Fue en la época de entreguerras, cuando los debates filosóficos eran liderados por Martin Heidegger. En ese país tuvo a su única hija.

3. El pintor Arturo Borda le hizo un retrato

jaime sáenz
Dibujo al carboncillo hecho por Arturo Borda.

Fueron colegas, visionarios y amigos. A pesar de la diferencia de edad, Arturo Borda y Jaime Sáenz pasaron varias tardes bebiendo y hablando de literatura. De esta época data el retrato hecho por Borda de un Sáenz joven.

4. En 1978 abrió un Taller de Poesía en la Carrera de Literatura

jaime sáenz
El Taller fue interrumpido por las dictaduras.

Después de publicar algunos de sus libros más importantes, realizó una disertación en la Carrera de Literatura de La Paz, con la que consiguió ser docente de poesía. Años después, varios de sus estudiantes lo siguieron como discípulos en lo que llamaron los «Talleres Krupp».

5. Vivía de noche, dormía de día

jaime sáenz
Portada de su obra cumbre

Se dice que, incluso cuando daba clases en la universidad, acomodaba sus horarios para dar  sus clases de noche. Era extraño verlo de día. Gracias a esa costumbre llegó a conocer la noche como pocos y crear espacios ficcionales como La Bodega.

6. Visitaba la morgue para inspirarse

jaime sáenz
Portada del poemario Al pasar un Cometa

Prácticamente en todas sus obras la muerte aparece como un elemento central. Sentía una atracción especial por las personas que ya se han ido. Hacia el final de sus días, cuando vivía al lado de la morgue, se cuenta que la visitaba por las noches para seguir su fascinación.

7. Su tía Esther lo cuidó siempre

jaime sáenz
Junto a la Tía Esther

La vida y obra de Jaime Sáenz no hubiera sido posible sin el cuidado de su tía Esther. El alcohol ocasionó varios efectos en la vida del poeta. De no haber sido por su tía, Bolivia tal vez no habría conocido varias de sus mejores obras literarias.

8. Solo le hacía caso al Doctor Rivera

jaime sáenz
Portada del libro Los Cuartos

Durante sus intoxicaciones alcohólicas no hacía caso de nadie. Por eso sufrió varias crisis etílicas. Su amigo, el médico Carlos Alfredo «Cayo» Rivera, fue el único quien logró convencerlo que dejara el alcohol, al menos por un tiempo.

9. Después de un delirium tremens escribió La Noche

jaime sáenz
Portada de su último libro publicado en vida.

El último poemario escrito por Sáenz fue La Noche, una ópera literaria acerca de la muerte, el alcohol y la oscuridad. Sus biógrafos aseguran que fue escrita después de un delirium tremens a causa de una crisis alcohólica severa.

Si no has leído al escritor paceño, te recomendamos los libros de relatos La piedra imán y Los cuartos. Si prefieres la poesía, el libro Visitante profundo es una buena muestra de su poética. Ven a MarkaTambo.com y forma parte de la comunidad digital de arte y cultura de Bolivia.

La escultora boliviana que expuso en Seúl, Buenos Aires, París y Bogotá

Marina Nuñez

Cada uno de sus trabajos escultóricos daba la sensación de fragilidad. Al mismo tiempo eran sólidos como el basalto. Marina Núñez del Prado fue tal vez la escultora que logro traducir Bolivia en formas, relieves, materias y vacíos. Especialmente durante su última etapa, sus trabajos fueorn convirtiéndose en algo cada vez más etéreo. Parecían inacabados y a la vez llegaban al hueso de las cosas. Por supuesto que expuso en las capitales más importantes del mundo. Estudió en Estados Unidos y pasó la última etapa de su vida en Lima, donde tiene una casa museo en el barrio de San Isidro, al lado del mar.

Marina Nuñez
Su última etapa es denominada «andina»

Hoy en la revista MarkaTambo.com queremos compartir contigo una reseña acerca de su trabajo. Fue escrita por Héctor Rojas Herazo durante la expo que hizo Marina en la sala principal de la Biblioteca Luis Ángel Arango, de Bogotá:

«Ante una obra como la de Marina Núñez del Prado, donde la fuerza cumple una función de levedad, donde la tensión y la monumentalidad se transforman en gracia, donde la anécdota se funde en lo arquetípico, es inevitable la creencia en un arte con raíces y lineamientos estrictamente americanos.

Marina Nuñez
Es posible intuir cordilleras y movimientos sísmicos.

«Porque esta mujer, que ha escogido la piedra como elemento de comunicación, ha logrado una hazaña de muy escasos antecedentes en este hemisferio: hacer del paisaje y del transcurso humano dentro de ese paisaje una voluntad de forma.

«Estamos, pues, en presencia de una conciencia creadora enlucida con todos los atributos sacrificiales que conlleva esa asunción. Porque Marina Núñez del Prado ha hecho su periplo por el camino más largo: aquel en que cada ser, cada objeto, cada saliente del terreno, exigen quietud y curiosidad, amor lento, padecimiento compartido y honda mirada.

«Esta mujer se ha adentrado en las vísceras de su raza y ha escuchado, absorta, un latido que tiene milenios de silencio y de enigma. Y ha logrado, asimismo, volver sabias sus manos para que sean dóciles en transmitir a la materia un sigilo, un frío de altura, una limpidez de aire, que carga a sus figuras de cierto misterio parecido a la amenaza. Porque esos torsos o esas masas de ónice, de madera o de pórfido, fueron modelados, más que por ella misma, más que por sus dedos, por el propio deseo de una geografía, por la íntima necesidad de un pueblo, por el ímpetu de una historia.

Marina Nuñez
Frágil y contundente.

«Esas madres indígenas o esos animales esfíngicos o esos cuerpos yacentes tienen algo de dioses, no han logrado secar por completo el rocío con que se humedecieron en el mito. Mucho de sacerdotisa tiene Marina Núñez del Prado. Oficia con la piedra. Todo lo que sale de sus manos es venerable y remoto y nos transmite un orgullo tranquilo y una fecunda caridad por nosotros mismos.

«Regresamos de su escultura con nuevos ojos, con ojos purificados para ver, entender y descifrar nuestra circunstancia. Es la reveladora por excelencia. Cuanto ella nos señala con su índice escultórico queda rescatado y sirve, asimismo, para percutir sobre otras cosas que nunca, por limitación temporal, podrá señalarnos. Pero ha bastado eso, que haya modelado unas cuantas criaturas, para que todo el potencial expresivo de este hemisferio quede expuesto a la luz. Y eso es ademán de grandeza, es rigor aleccionante, es esperanza y amor coagulados en obra». 

Boletín Cultural y Bibliográfico Vol. 5 #6 (1962) BLAA

Así como Héctor Rojas, muchas personas han quedado impresionadas con la originalidad de la escultora boliviana que mejor nos representó. Comparte este contenido en tus redes sociales. No olvides que el arte boliviano es fantástico y que puedes seguirnos para seguir conociendo artistas inigualables.

Si quieres saber más acerca de Marina Núñez del Prado, MarkaTambo.com te recomienda un contenido del canal Según Yo con el resumen de su trayectoria. Solo dale click en el banner: